Instrucciones para la limpieza de un suelo de barro cocido

El suelo de barro cocido es una opción rústica y duradera, ideal tanto para interiores como exteriores. Con el mantenimiento adecuado, puedes garantizar su belleza y longevidad por muchos años. Esta guía te proporcionará los pasos esenciales y consejos para mantener tu suelo de barro cocido en óptimas condiciones.

 

Características del suelo de barro cocido

Resistencia

El suelo de barro cocido es conocido por su capacidad para soportar condiciones climáticas adversas. Esto lo hace ideal para exteriores, donde puede resistir la lluvia, el sol y las heladas sin perder su integridad estructural ni su atractivo estético.

Durabilidad

Con el cuidado adecuado, el suelo de barro cocido puede durar décadas. Es resistente al desgaste diario, lo que lo convierte en una excelente opción para áreas de alto tráfico tanto en interiores como en exteriores.

Estética artesanal

Cada pieza de barro cocido es única debido a su proceso de fabricación artesanal. Esto le da al suelo un aspecto distintivo y auténtico, con variaciones naturales en el color y la textura que aportan calidez y carácter a cualquier espacio.

Porosidad

El barro cocido tiene una alta capacidad de absorción de agua, lo que puede ser tanto una ventaja como una desventaja. Esta porosidad le permite respirar y mantener un ambiente interior saludable, pero también lo hace susceptible a manchas y daños por humedad si no se trata adecuadamente.

Versatilidad

Disponible en una amplia variedad de formas, tamaños y acabados, el suelo de barro cocido se puede adaptar a diferentes estilos de diseño, desde rústico hasta contemporáneo. Esta versatilidad permite su uso en diversas aplicaciones, incluyendo patios, terrazas, cocinas y salas de estar.

Tratamiento Inicial del Suelo

Para proteger y prolongar la vida de tu suelo de barro cocido, es crucial realizar un tratamiento inicial:

  1. Impermeabilización La alta porosidad del barro cocido puede ser reducida mediante la aplicación de cera o barniz en varias capas. Este proceso ayuda a sellar la superficie y evitar que la humedad y las manchas penetren en el material. Se recomienda aplicar al menos dos capas de cera o barniz, dejando secar completamente entre cada aplicación.
  2. Secado Antes de aplicar cualquier tratamiento, es fundamental asegurarse de que el suelo esté completamente seco. La humedad atrapada puede causar problemas a largo plazo, como el crecimiento de moho o la aparición de manchas difíciles de eliminar.
  3. Aplicación de Cera/Barniz Una vez seco, aplica la cera o el barniz uniformemente con una brocha o un paño limpio. Trabaja en pequeñas secciones para asegurar una cobertura completa y evita pisar el suelo hasta que el producto esté completamente seco.
lucer brillo suelo 2

Tratamiento inicial del suelo

Para proteger y prolongar la vida de tu suelo de barro cocido, es crucial realizar un tratamiento inicial:

  1. Impermeabilización La alta porosidad del barro cocido puede ser reducida mediante la aplicación de cera o barniz en varias capas. Este proceso ayuda a sellar la superficie y evitar que la humedad y las manchas penetren en el material. Se recomienda aplicar al menos dos capas de cera o barniz, dejando secar completamente entre cada aplicación.
  2. Secado Antes de aplicar cualquier tratamiento, es fundamental asegurarse de que el suelo esté completamente seco. La humedad atrapada puede causar problemas a largo plazo, como el crecimiento de moho o la aparición de manchas difíciles de eliminar.
  3. Aplicación de Cera/Barniz Una vez seco, aplica la cera o el barniz uniformemente con una brocha o un paño limpio. Trabaja en pequeñas secciones para asegurar una cobertura completa y evita pisar el suelo hasta que el producto esté completamente seco.

Limpieza después de una obra

Cuando se ha instalado un suelo de barro cocido después de una obra, es común que queden residuos de materiales de construcción, como polvo, cemento y pintura. Para dejar el suelo listo para su uso regular, sigue estos pasos:

  1. Pulido Utiliza máquinas rotativas y cepillos mecánicos para pulir la superficie del suelo. Esto ayudará a eliminar los residuos más difíciles y a nivelar cualquier imperfección que haya quedado tras la instalación.
  2. Aspirado Una vez pulido, aspira toda la superficie para remover el polvo y la suciedad suelta. Usa una aspiradora potente con un accesorio adecuado para suelos duros.
  3. Sellado Para finalizar, aplica aceites o ceras específicas para suelos de barro cocido. Estos productos ayudarán a sellar los poros y proteger la superficie contra futuras manchas y daños.

Mantenimiento cotidiano

Para interiores:

  1. Aspirado Regular Realiza una limpieza regular con una aspiradora para eliminar la suciedad superficial. Esto evitará que la suciedad se acumule y se incruste en los poros del barro cocido.
  2. Fregado Para una limpieza más profunda, usa una mezcla de lejía y agua caliente. Humedece un paño o una fregona en la solución y limpia el suelo. Asegúrate de no empapar demasiado el suelo, ya que el exceso de agua puede dañar el barro cocido.
  3. Secado Después de fregar, es importante dejar secar completamente el suelo. Puedes acelerar el proceso usando ventiladores o abriendo ventanas para permitir una buena circulación de aire.

Para Exteriores:

  1. Limpieza con Agua a Presión La limpieza con agua a presión es ideal para eliminar moho y cal acumulados en suelos exteriores. Asegúrate de ajustar la presión para no dañar la superficie del suelo.
  2. Productos Antical Para las manchas difíciles, usa productos antical disueltos en agua caliente. Aplica la solución sobre las manchas y frota con un cepillo de cerdas duras hasta que desaparezcan.
  3. Frotado de Moho Si encuentras moho en tu suelo de barro cocido, mezcla agua con lejía y usa un cepillo de cerdas metálicas para frotar las áreas afectadas. Enjuaga bien después de limpiar para eliminar cualquier residuo de lejía.

Frecuencia de Limpieza

La frecuencia de limpieza dependerá del uso y la ubicación del suelo. En áreas de alto tráfico, tanto interiores como exteriores, es recomendable realizar una limpieza superficial diaria y una limpieza profunda semanal. En áreas de menor uso, una limpieza semanal y una profunda mensual deberían ser suficientes.

Consejos Adicionales

  1. Limpieza Inmediata de Derrames Prevenir manchas difíciles limpiando los derrames tan pronto ocurran. Usa un paño absorbente para secar el líquido y luego limpia la zona con agua y jabón suave.
  2. Mantenimiento de Exteriores Revisa y limpia rutinariamente los suelos exteriores para evitar la acumulación de moho y musgo, especialmente en zonas sombreadas y húmedas.
  3. Productos de Limpieza Utiliza siempre productos específicos para suelos de barro para evitar daños. Evita productos ácidos o abrasivos que puedan dañar la superficie del suelo.

¿Tienes dudas? Te ayudamos

¿Tienes dudas? Te ayudamos

Email WhatsApp

Mantener un suelo de barro cocido en buen estado no es complicado, pero requiere constancia y los productos adecuados. Siguiendo estos consejos, podrás disfrutar de un suelo hermoso y duradero por muchos años.

También puedes seguir leyendo